Enlaces de Función Vida

martes, 9 de junio de 2009

Revolución


Autor: David Alexander


¡Quisiera ser un revolucionario!
Se escuchó el lamento de la tierra;
labrada por las manos tristes,
por las mismas manos que acariciaron su piel,
la piel de los hijos e hijas del pueblo;
la tierra clama justicia,
porque la tierra no puede producirla,
en el tiempo se perdió la fertilidad de ella,
infértil por la sangre derramada de los pueblos
Stalin, Lenin;
la Tierra retumba al escuchar sus nombres,
Hittler, Mussolini;
la Tierra llora por guardar sus restos
Franco, la Tierra se retuerce de nuevo...
¡Quisiera ser un revolucionario!
Se escuchó el pavor de la tierra;
Miedo de encontrar hombres falsos,
revolucionarios de sí mismos y no de los pueblos,
las manos de tus hijos piden justicia,
claman un lugar en ésta tu sociedad
nombrada así por hombres,
convertidos en suciedad;
iranía, tiranía;
la sociedad tiembla,
sarcasmo, egoísmo;
se escucha una revolución
¡Quisiera ser un revolucionario!
Gritó el alma afónica de aquel,
ser magullado de andar sin encontrar
nortes, puertas, ventanas a un mundo mejor
¡Quisiera ser un revolucionario!
Todo empieza por tí
Ser de ésta Tierra heterogénea y contaminada;
la luz iluminará tu camino,
pero la lluvia acompañará tu destino.
Ayudanos a cambiar el nuevo entorno,
revolucionario, no creas en una palabra,
formaliza tu ideología,
tu tienes la capacidad de formar tu ejercito,
abanderado por las palabras sabias del cambio,
liderado por la comuna de la verdad y justicia;
no derrotes al poder con armas,
arma al poder con cambio, con soberanía,
voz y voto
¡Quisiera ser un revolucionario!
Tatúa ésta frase en la corteza de cada ser,
siembra semillas de lucha y entrega en tus naciones,
fronteras de humanos
La revolución empieza por tí,
continúa la lucha de los príncipes de antaño,
vencidos por las arenas del reloj
Revoluciona tu vida,
dale vida a la revolución

No hay comentarios:

La belleza de la Astronomía

Sos el número

<\body>